Cómo solicitar tarjeta de crédito

¿Necesitas solicitar una tarjeta de crédito? En este post descubrirás que este tipo de instrumentos financieros tienen sus ventajas. Además, te mostramos cómo puedes iniciar el proceso de solicitud y qué debes hacer para aumentar las posibilidades de que te la acepten. Para finalizar, también vas a conocer qué elementos de la oferta tienes que tener presentes a la hora de solicitar una tarjeta de crédito.

¿Por qué deberías solicitar una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito puede ser un instrumento financiero útil. Te permite una gran flexibilidad en los pagos. Además, no es mala idea tener un dinero disponible para solventar imprevistos. Como su nombre indica, las tarjetas de crédito son instrumentos de pago que están vinculados a una línea de crédito. De esta forma, son un medio de pago y un medio de financiación unidos en un mismo producto. El crédito es un tipo de financiación diseñado para el corto plazo.

Es decir, para tus gastos del día a día. En este aspecto, una tarjeta de crédito tiene grandes ventajas, puesto que generalmente te permite disponer de un dinero y devolverlo a final de mes sin intereses.

Normalmente, el plazo de liquidación suele ser a los 30 días, pero en el caso de la tarjeta de crédito de Bank Norwegian, puedes pagar hasta en 45 días sin intereses. De cualquier forma, también puedes aplazar y fraccionar cualquier compra o el crédito dispuesto. En este caso sí se aplican intereses, pero tienes a tu disposición una fórmula para financiar cualquier necesidad. Además, otro beneficio que pueden proporcionar algunas tarjetas de crédito es la posibilidad de transferir saldo a tu cuenta corriente para atender algún pago o recibo urgente.

En definitiva, las ventajas de una tarjeta de crédito pueden resumirse en su flexibilidad, la posibilidad de tener un instrumento para financiar cualquier compra y las prestaciones accesorias que traen consigo en forma de seguros o promociones.

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito?

Este punto también depende de cada banco emisor. Pero, gracias a las nuevas tecnologías, actualmente el proceso puede realizarse completamente online, sin necesidad de desplazamientos, colas, esperas o molestias. Con el procedimiento digital, es muy sencillo solicitar una tarjeta de crédito en Bank Norwegian. Tan sólo tienes que acceder a la página web de la entidad emisora en cuestión y ver las condiciones que te ofrece. Si consideras que la tarjeta te ofrece lo que estás buscando, tan sólo tienes que iniciar el proceso de solicitud en la página web.

En este momento, tan sólo tienes que rellenar el formulario de solicitud, en el que tienes que facilitar tus datos personales, económicos y de contacto. Posteriormente, se te pedirá documentación acreditativa de la información que acabas de suministrar. Este trámite se realiza sin abandonar el proceso de solicitud. Puedes enviar los documentos fotografiados o escaneados en la propia plataforma.

En el momento en el que comprobemos todos los requisitos y te demos el visto bueno, te enviaremos el contrato para que lo firmes de forma digital. Ahora sólo falta esperar a que te llegue tu nueva tarjeta de crédito al domicilio que has indicado.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar una tarjeta de crédito?

Los requisitos para solicitar una tarjeta de crédito dependen de cada entidad. Al tratarse de un medio de financiación, el banco debe asumir un determinado nivel de riesgo. Por este motivo, lleva a cabo un análisis de la solvencia del cliente y determina si es posible concederle un crédito de una determinada cantidad. También es posible que la entidad bancaria solicite que contrates algún producto o establezcas con ellos una cierta vinculación. Por ejemplo, abrir una cuenta corriente y domiciliar tu nómina.

No obstante, también existen tarjetas de crédito de fácil aprobación en las cuales no es necesario cambiar de banco. En el caso de Bank Norwegian puedes quedarte tranquilo, no te exigimos tener otros productos financieros por lo que nuestras tarjetas son de fácil aprobación.

Los requisitos más elementales para que la concesión de cualquier tarjeta de crédito sea viable son:

  • Tener al menos 23 años
  • Demostrar solvencia económica
  • No estar incluido en un fichero de morosidad (como ASNEF o RAI)

De cualquier forma, si quieres solicitar una tarjeta de crédito y que te la acepten en todos los casos, el principal requisito es que tengas un buen rating crediticio.

¿Cómo puedo mejorar mi rating crediticio?

El crédito, por propia definición, se basa en la confianza. Sin embargo, ¿cómo puede existir confianza entre dos sujetos que no se conocen? Aquí entra en juego la calificación de crédito y el análisis de riesgo que llevan a cabo los bancos. Esto es lo que tienes que mejorar para que sea más fácil solicitar una tarjeta de crédito y conseguir que te la acepten.

Para construir una buena puntuación de crédito, tienes que dar ciertos pasos:

  • Demuestra que tienes ingresos regulares y estables: cuánto más altos sean, mejor.
  • Mantén al día el pago de tus cargas financieras: si existe un retraso en el cumplimiento de tus obligaciones económicas, deberías poder justificarlo. Lo importante es que no se produzcan retrasos ni contratiempos frecuentemente.
  • Comprueba si puedes aportar garantías: si bien, puede que esto no sea la solución ideal, pero puede sacarte de un apuro en el caso de que no tengas un historial crediticio o sea desfavorable.
  • Ficheros de morosidad: sobre todo, procura por todos los medios no estar en un fichero de morosidad. Esta es una razón para la denegación del crédito de forma automática.

¿Qué debes tener presente para solicitar una tarjeta de crédito?

Crédito disponible

El máximo crédito que tienes disponible está relacionado con tu solvencia. Pero en primera instancia, dependiendo de la política comercial y de riesgo de cada entidad emisora, las cantidades máximas ofrecidas son variables.

En este sentido, debes decidir qué cantidad puede ser la recomendable. La respuesta a esta pregunta está ligada a tu situación personal. Por ejemplo, si tienes familia, deberías tener en consideración algunos imprevistos en el hogar y los gastos extra que puedes tener.

La tarjeta de crédito de Bank Norwegian te ofrece hasta 10.000 € en crédito.

Tipo de interés

Como anteriormente hemos expuesto, no es una cuestión que a priori deba preocuparte demasiado si tienes intención de realizar los pagos a final de mes (o el período de liquidación que te proporcione el banco). En este caso, como norma general, no se aplican intereses por el crédito dispuesto en esta forma de pago.

Sin embargo, es probable que debas realizar alguna compra de un bien duradero (como un electrodoméstico) y tengas que fraccionar el pago. Del mismo modo, puede ser que afrontes un mes difícil en términos económicos, tengas que recurrir a la tarjeta y sea necesario que fracciones el crédito dispuesto.

Por ello, no está de más que tengas en cuenta el tipo de interés aplicado en el caso de fraccionamiento en cuotas.

En el caso de la tarjeta de crédito de Bank Norwegian te lo ponemos muy fácil. Tienes hasta 45 días de crédito sin intereses, la tasa de interés nominal mensual es de 1,67 % y la tasa de interés anual es de 19,99%.

Comisiones

Las comisiones son uno de los elementos más importantes a la hora de solicitar una tarjeta de crédito, puesto que representan el coste del producto financiero y los servicios asociados.

En el caso de las tarjetas de crédito, las más comunes son las siguientes:

  • Comisión por emisión.
  • Comisión de mantenimiento.
  • Comisión por retirar dinero del cajero automático.
  • Comisión por cambio de divisa.
  • Comisión por transferencia de saldo a tu cuenta corriente.

Al igual que todos los factores que constituyen la oferta, las comisiones también dependen del tipo de tarjeta de crédito que se trate.

En el caso de nuestra tarjeta, no existe ninguna comisión por mantenimiento, por emisión de factura electrónica, realizar gestiones en la banca electrónica de Bank Norwegian (como transferencias) o incluso por emisión de un duplicado de la tarjeta por deterioro, robo o extravío. Es más tampoco te cobraremos ninguna comisión por realizar compras en España o el extranjero, hacer pagos en otras monedas o retirar efectivo en cajeros automáticos dentro de nuestro país.

Control y seguridad

Las medidas de seguridad que te proporciona el banco para tu tarjeta es una cuestión importante. Comprueba si la entidad mantiene la vigilancia de las transacciones y, si existe algún movimiento sospechoso, te avisa rápidamente.

Además, lo ideal es que tengas un completo control de las operaciones y posibilidad de cancelar la tarjeta a través de una aplicación para dispositivos móviles.

Como cliente de Bank Norwegian al contratar nuestra tarjeta de crédito, tendrás acceso a nuestra app móvil para llevar un control de tus gastos, deuda pendiente de pago o las condiciones de tu contrato. Hasta puedes consultar el PIN desde la app.

Seguros y ventajas adicionales

Algunas tarjetas de crédito tienen promociones, descuentos, seguros o cualquier otro tipo de ventaja. En función de tus necesidades, puedes solicitar la tarjeta que tenga unas mejores condiciones en este sentido.

Por ejemplo, la tarjeta de crédito de Bank Norwegian incorpora un seguro de viaje y cancelación, y tampoco se aplican tasas adicionales por el cambio de divisas. De esta forma, si eres una persona que viaja con frecuencia, te será de mayor utilidad esta tarjeta.

Preguntas Frecuentes

¿Puedo solicitar una nueva tarjeta si pierdo la actual?

Sí, por supuesto. Además, en Bank Norwegian no te cobramos ninguna comisión en caso de tener que emitir un duplicado de tarjeta por deterioro, robo o extravío.

Desde tu área de cliente, a la que puedes acceder con tus claves de acceso, puedes realizar todos estos trámites sin ninguna dificultad.

¿Qué documentación es necesaria para solicitar una tarjeta de crédito?

En el caso de las tarjetas de crédito en las cuales no es necesario cambiar de banco, la documentación es mínima.

Aunque depende de cada entidad, normalmente basta con tu DNI, últimas nóminas (o justificantes de ingresos y un número de cuenta IBAN.

Procura tener estos documentos a la mano y actualizados a la hora de solicitar una tarjeta de crédito.