Tipos de tarjetas de crédito

Publicado: 7.7.2022

¿Cuántos tipos de tarjetas de crédito podemos encontrar?  Podemos establecer una clasificación de este tipo de productos financieros tan utilizados en función de varios factores.

Con motivo de que puedas establecer qué tipo de tarjeta se ajusta más a tus necesidades y preferencias, te los mostramos a continuación y te contamos para qué sirve cada tipo de tarjeta de crédito.

¿Cuáles son los principales tipos de tarjetas de crédito?

Aunque las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito son los tipos de tarjetas más habituales, hemos de decir que hay tantas tarjetas como bancos ya que cada una impone sus propias condiciones y beneficios. Veamos cuáles podemos encontrar en el mercado.

Tipos de tarjetas de crédito según el tipo de emisor

Cuando hacemos referencia al emisor, estamos aludiendo a la entidad que firma el contrato, entrega la tarjeta al titular y concede la línea de crédito que está vinculada a la misma.

Este cometido estaba reservado a las entidades bancarias. Sin embargo, muchas firmas comerciales han reproducido el modelo con el objetivo de facilitar la compra de sus productos y fidelizar a sus clientes, pero el crédito no sirve más que para ser utilizado en sus establecimientos comerciales.

Sin embargo, una tarjeta de crédito bancaria es universal, puesto que puede ser utilizada en cualquier establecimiento. Mientras tanto, una tarjeta de crédito que pertenece a una marca concreta y sólo puede ser utilizada en sus puntos de venta, sería privada o específica.

Dependiendo del tipo de emisor, la tarjeta podrá tener unas condiciones y ventajas determinadas. Es importante saber con quién se contrata y qué nos ofrece. 

Descubre AQUÍ las ventajas de contratar la tarjeta de crédito con Bank Norwegian

Debido a que las tarjetas de crédito emitidas por marcas comerciales son específicas, generalmente son gratuitas, suelen ser de fácil aprobación y normalmente tienen ventajas incorporadas (como puntos de descuento en los establecimientos de la firma), en este análisis de los tipos de tarjetas de crédito nos referimos principalmente a las bancarias.

Tipos de tarjetas de crédito según su formato

Una de las clasificaciones de las tarjetas de crédito más evidentes es la que distingue entre las que están emitidas físicamente (en plástico) y aquellas que no (no existen, sólo virtuales).

Las tarjetas virtuales están especialmente indicadas para realizar compras online, de modo que sólo es necesario facilitar sus datos, pero no puedes introducirla físicamente en un TPV (Terminal de Punto de Venta) ni en un cajero automático. Tienen como ventaja la imposibilidad de extraviarla o que la sustraigan.

Una tarjeta de crédito virtual también es más económica en cuestión de comisiones (posteriormente trataremos este asunto), puesto que no es necesario incurrir en costes de fabricación, emisión, etc.

En todo caso, la diferencia entre estos dos tipos de tarjetas se ve difuminada debido a que algunos emisores ofrecen copias digitales de las tarjetas físicas. De esta forma, puedes tener ambas opciones.

Las copias digitales están almacenadas en un dispositivo móvil. El control y gestión de todos los aspectos relativos a la tarjeta se realiza desde una aplicación diseñada para ello.

Por ejemplo si cuentas con una tarjeta de crédito de Bank Norwegian tendrás una tarjeta de crédito física y desde tu App del banco podrás:

  • Ver transacciones
  • Comprobar tus facturas
  • Transferir dinero
  • Bloquear y pedir una nueva tarjeta
  • Recuperar tu código PIN

Tipos de tarjetas de crédito según la forma de pago

Las tarjetas de crédito se diferencian de las de débito en cuanto no es necesario tener los fondos disponibles en el momento de su utilización (están asociadas a una línea de crédito).

No obstante, es necesario reponer el dinero utilizado para volver a tener el crédito disponible. Así pues, según la forma de devolución, podemos establecer varios tipos de tarjetas de crédito.

Existen aquellas que permiten disponer de los fondos y pagar a final de mes (normalmente sin ningún tipo de interés) y las llamadas tarjetas revolving: tarjetas que permiten pagar una cantidad fija o un porcentaje cada mes (suele conllevar el pago de intereses).

Todo ello a pesar de que una tarjeta de crédito es un instrumento financiero muy versátil y permite a los usuarios establecer la forma de pago que mejor le conviene en un momento determinado.

Pueden utilizarse las tarjetas de crédito para pagar a final de mes y fraccionar el pago de una compra determinada, por ejemplo. El usuario puede cambiar la modalidad desde la aplicación donde se controla la tarjeta.

Tipos de tarjetas de crédito según el mecanismo de solicitud

Básicamente en esta clasificación podemos encontrar dos tipos de tarjetas de crédito:

  • Contratadas en el banco.
  • Contratadas online.

Llevar a cabo la solicitud y contratación físicamente (en la oficina bancaria) es el mecanismo tradicional y conserva alguna ventaja; por ejemplo, el poder negociar las condiciones de la tarjeta personalmente.

En todo caso, la solicitud de tarjetas de crédito online se encuentra en auge, dada su gran cantidad de ventajas:

  • Es más rápido.
  • Es más cómodo.
  • El papeleo exigido es menor.

Con las plataformas de banca electrónica, las cuales hacen posible enviar todos los documentos necesarios y la posibilidad de firmar el contrato de forma digital, la solicitud de una tarjeta de crédito online es una operación de lo más rápido y sencillo.

Tipos de tarjetas de crédito en función de las condiciones exigidas

En este caso, existen tarjetas de crédito corrientes y tarjetas de crédito de fácil aprobación.

Las tarjetas de fácil aprobación están diseñadas para aquellos usuarios que tienen una baja puntuación de crédito, puesto que los requisitos que suelen exigir para su concesión son mínimos.

Basta con tener una cierta capacidad de devolución del crédito, facultad para contratar y no estar incluido en un fichero de morosidad para que su aprobación esté prácticamente garantizada.

Se caracterizan por ser tarjetas cuya solicitud se realiza online y no es necesario cambiar de banco para conseguirla.

Entendemos la vinculación con el banco como uno de los requisitos exigidos para su concesión (cuando una entidad impone la contratación de otros productos o servicios paralelos como condición para conceder una tarjeta de crédito).

Por otra parte, tenemos los tipos de tarjetas de crédito que exigen un determinado nivel de solvencia y una alta calificación crediticia y tener una fuerte vinculación con la entidad bancaria emisora para que aprueben la solicitud.

Es posible que la entidad proporcione un tipo de tarjeta de crédito especial a clientes con una elevada solvencia (por ejemplo, la Visa Oro, Visa Platinum, etc.).

Tipos de tarjetas de crédito en función de sus ventajas

Una tarjeta de crédito suele tener incorporadas una serie de ventajas, como por ejemplo seguros, puntos o descuentos en determinadas marcas.

En ocasiones, la ventaja viene determinada por un ahorro en comisiones, pero este punto lo trataremos con mayor detalle en el apartado siguiente.

¿Te interesa una tarjeta con una serie de descuentos en determinados establecimientos o prefieres un seguro y ahorrarte las comisiones? La segunda opción parece más universal, puesto que no te obliga a comprar en un determinado establecimiento forzosamente. Sin embargo, tienes que decidir como usuario que ventajas son las que más te convienen. Tienes que valorar cuál es la ventaja que puede resultar más interesante.

Tipos de tarjetas de crédito según sus comisiones

Las comisiones más comunes que puedes encontrarte a la hora de contratar una tarjeta de crédito son:

  • Por la emisión de la tarjeta.
  • Cuota anual de mantenimiento.
  • Cancelación.
  • Por retirada de efectivo
  • Por cambio de moneda.
  • Por realizar una transferencia de la línea de crédito a una cuenta corriente.

De esta forma, podemos encontrar tarjetas de crédito sin ningún tipo de comisión, tarjetas de crédito que tienen comisiones reducidas, tarjetas de crédito que suprimen alguna de las comisiones, etc.

Tipos de tarjeta de crédito: Preguntas Frecuentes

¿Cuál de los tipos de tarjetas de crédito es la mejor?

En principio, no hay ni mejores ni peores tipos de tarjetas de crédito, simplemente se trata de una segmentación para ofrecer a un determinado tipo de público.

Puedes escoger una u otra según tus intereses, aunque, como es natural, tienes que fijarte en las ventajas que ofrecen y costes que tiene. Por ejemplo, una tarjeta de crédito con una copia digital, con un seguro, con buenas condiciones de pago y a coste cero podría ser una buena oferta.

¿Son seguras las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito son incluso más seguras que las de débito. Esto se debe a que tienen mecanismos para evitar el fraude e incluso algunas de ellas incorporan un seguro.

Además, aunque existen ciertos tipos de tarjetas de crédito más seguros para ciertos usos (por ejemplo, las tarjetas virtuales en el entorno digital), es fácil monitorizar los movimientos y suspender su uso en cualquier momento desde la aplicación.