Información sobre firma electrónica

Mediante la lectura y aceptación del presente documento, solicita el certificado expedido por eID, y declaro conocer y aceptar las condiciones de uso que se transcriben a continuación, así como la Declaración de Prácticas de Certificación. En este sentido, al aceptar este documento, declara que conoce y acepta plenamente la Declaración de Prácticas de Certificación del Proveedor de Servicios de Confianza, cuya última versión actualizada estará accesible en todo momento y de forma gratuita en los siguientes idiomas a través del enlace que se facilita a continuación:

https://www.electronicid.eu/es/pki

Sin perjuicio de indicado en el texto íntegro, a continuación, se exponen los conceptos básicos de la Declaración de Prácticas de Certificación:

El objetivo del documento de Declaración de Prácticas de Certificación (DPC) es el de describir las políticas y buenas prácticas utilizadas para la provisión de servicios en la emisión de certificados electrónicos, tomando como referencia la legislación vigente en materia de firma e identificación electrónica, de comercio electrónico y de protección de datos de carácter personal. eID se compromete y obliga, como Prestador de Servicios de Confianza a cumplir en relación con la gestión de los Datos de Creación y verificación de Firma y de los Certificados digitales, a cumplir con las condiciones aplicables a la solicitud, expedición uso suspensión y extinción de la vigencia de los Certificados.

El documento recoge los detalles del régimen de responsabilidad aplicable a los miembros de la Comunidad Electrónica los controles de seguridad aplicados a sus procedimientos y a las normas de secreto y confidencialidad, así como cuestiones relativas a la propiedad de sus bienes y activos, a la protección de datos de carácter personal y demás cuestiones de tipo informativo que considere interesante poner a deposición del público.

Como firmante, va a utilizar un certificado electrónico expedido por un tercero llamado eID, que en su condición de Prestador de Servicios de Confianza, está en conformidad con lo previsto en la aplicable de firma electrónica, y se encuentra sometido a las siguientes condiciones de uso establecidas por eID como Prestador de Servicios de Confianza y aplicables al titular del certificado en su condición de usuario y firmante del certificado electrónico que va a ser emitido y resulta complementario a lo previsto en la Declaración de Prácticas de Certificación.

Emisión del certificado

Una vez realizado satisfactoriamente el procedimiento de solicitud y emisión del correspondiente certificado de firma electrónica, se producirá su emisión en los sistemas del Prestador de Servicios de Certificación, con la finalidad de facilitar el uso del mismo al firmante. Los datos relativos a la clave privada serán gestionados en un dispositivo, con un alto nivel de confianza, bajo el exclusivo control del signatario al que se accederá mediante un proceso de autenticación y la utilización de un CÓDIGO DE SEGURIDAD.

Usos de la firma electrónica

eID establece las limitaciones de uso oportunas en su Declaración de Prácticas de Certificación, que son conocidas y aceptadas por el suscriptor. Sin perjuicio de lo anterior, las firmas electrónicas generadas por el uso de los certificados electrónicos en cualquier tipo de documento tendrán la consideración de firmas electrónicas, de conformidad con lo dispuesto en la normativa aplicable de firma electrónica.

No obstante lo anterior, el usuario, al obtener el certificado electrónico se une a una comunidad de usuarios, que le permite mantener relaciones jurídicas con las personas físicas y/o jurídicas que admitan los certificados emitidos por parte de eID. En este caso, cuando el usuario utilice un certificado emitido por eID, para formalizar cualquier tipo de relación jurídica, tanto con eID como con cualquier miembro de la comunidad electrónica, la utilización de las firmas generadas con los certificados emitidos por eID, tendrán la misma validez jurídica, en relación con los documentos electrónicos que se firmen, que la reconocida a las firmas manuscritas. Por lo tanto, su uso conllevará la manifestación del pleno conocimiento y aceptación del contenido de los documentos firmados electrónicamente mediante el uso de los certificados emitidos por eID.

La admisión de los certificados electrónicos, para la firma de documentos electrónicos por parte de las personas físicas y jurídicas de la comunidad, puede ser revocado en cualquier momento, por lo que el usuario deberá utilizar el certificado para la firma de documentos cuando ello sea admitido por la persona física o jurídica que forma parte de la comunidad de usuarios. En consecuencia, es posible que el certificado sea admitido por un miembro de la comunidad para un único uso o para varios.

Procedimiento de registro y emisión/revocación/suspensión de firma electrónica.

El procedimiento de registro, solicitud, emisión, revocación y, en su caso, suspensión de los certificados de firma electrónica se recoge en la Declaración de Prácticas de Certificación Particulares definidas en la página Web. Toda esta información deberá ser aceptada de forma expresa por el solicitante del certificado.